Boda en casa de Francisco y Ana


Boda en casa de Francisco y Ana
Cada boda es única y personal, diferente y adorable. Me encanta participar en estas celebraciones, aunque sea en forma de “dulce fantasma” que desaparece justo antes de que todo comience, pues compruebo cuán distintos son los puntos de vista de las parejas.
El gran día de Ana y Francisco se celebraría en su finca, todo decorado e ideado por los propios novios, con un montón de rincones y detalles, y con una tarta muy personal cuya idea tuvieron clara desde el primer momento: dos trozos de tronco, rústico y acorde con la naturaleza (fotografías en la cocina de la casa de los novios, recién montada).

Los sabores también deseaban que fuesen acorde con una boda campestre y finalmente se decantaron por bizcochos de vainilla rellenos de crema de mora. Todo coronado por una maravillosa figura de los novios.

Detalle de la figura de novios
Me dió pena no sacar una foto al precioso ramo silvestre de la novia, que si no recuerdo mal, eran flores de lavanda y frambuesas.
Lugar de la ceremonia
Un precioso día en un hermoso lugar, ¡les deseo lo mejor del mundo!

Hay 1 comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.