Una boda elegante: Patricia y Javier


Una boda elegante: Patricia y Javier
Hace poco alguien me comentaba lo bonito que era mi trabajo, hacer feliz a la gente con una tarta….y realmente lo es. Supone todo un reto, mucho más cuando se trata de una boda, un día muy especial para los novios. Y aunque siempre me quedo relajada tras tanta tensión, espero ansiosa los comentarios con los resultados. ¡¡Hasta el momento he de decir que todos son fantásticos!! Un verdadero honor!! Y muchos llegan realmente a emocionarme.
Cuando se trata, como en este caso, de alguien conocido desde hace años, mi auto-listón sube un poco más. Patricia y yo nos reencontramos tras mucho tiempo, y saber que ha contado conmigo para su gran día, es un verdadero placer.
Desde el primer momento tuvo muy claro su estilo y su diseño, muy en la línea de mis ideas, así como los colores y la decoración. Todo iba sobre ruedas. Los muñecos de los novios los aportó ella, ¡son geniales!
Su tarta de cuatro pisos era un rico bizcocho de  vainilla relleno de crema de mango. Además, sumamos una mesa dulce llena de cosas ricas: galletas decoradas, cupcakes variados, cakepops, piruletas dulces, trufas,….

Mesa personalizada con etiquetas acordes con sus invitaciones, elegantes y sencillas. En definitiva, una boda preciosa. ¡¡Les deseo muchísima felicidad!!

Hay 1 comentario

Add yours

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.