Pastel de Amapolas al limón….¡no dejo de chuparme los dedos!


Pastel de Amapolas al limón….¡no dejo de chuparme los dedos!
Debo reconocer que no era muy creyente con esto de las semillas de amapola. De hecho tardé bastante en hacerme asidua a ellas en mis pasteles. Pero como todo lo nuevo me atrae, no pude resistirme, y por fin, encontré una combinación perfecta y deliciosa. Para que os hagáis una idea: he tenido que poner candados en las puertas para poder sacar las fotos con tranquilidad y que estuviera intacta. A continuación falleció solemnemente. 🙂

Cuando algo está tan bueno que no puedes resistirte, no me complico en la decoración, porque las ganas de probarla me pueden. Y algo tan valioso como esto no necesita nada más. Sencilla. Sin adornos.
Se trata de un bizcocho de limón con semillas de amapola rellena y cubierta con un delicioso cheeseicing suave de limón.

¿A que os dán ganas de romper la pantalla? jjeje. Delicioso. Cubierto con ralladura de limón. Me he pasado todo el día paseando a la nevera, “un trocito” sólo uno….”otro, pero pequeño”…..juas…..¡se terminó!. He repetido varias veces esta receta y siempre triunfa, tanto que ya es imprescindible en mis celebraciones.

Es super fácil de hacer, y estos son los ingredientes:

-4 huevos.
-200 gr. de azúcar blanquilla.
-200 gr. de mantequilla en pomada.
-250 gr. de harina con levadura.
-Zumo de un limón.
-20 gr. de semillas de amapolas.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta integrar. Añadimos los huevos y batimos a máxima velocidad durante 3 minutos. Añadimos el zumo y las semillas y batimos de nuevo. Bajamos velocidad y añadimos a cucharadas la harina hasta integrar. Horneamos unos 40 minutos a 180º. Dejamos enfriar.
Para la decoración: batimos 150 gr. de mantequilla con 150 gr. de queso crema y 100 gr. de azúcar glass hasta lograr una crema. Añadimos ralladura de limón y mezclamos bien.

¡¡A disfrutar!!

Hay 3 comentarios

Add yours
  1. 1
    Bárbara - Comer De Todo

    Me encantan las semillas de amapolas! me acuerdo que cuando las vi por primera vez, de chiquitita, en el pan de un buffet de un hotel para el desayuno, aluciné! y desde entonces me chiflan! 🙂
    Un pastel precioso.
    Un beso.

Los comentarios están cerrados.