Un nuevo clásico: Barroco Cake


Un nuevo clásico: Barroco Cake
Vuelve lo clásico. Tengo claro que la vida da mil vueltas, y al final, todo vuelve. Sí señor. ¿Cuántas veces hemos visto fotos de nuestros padres con esos pantalones, esas falditas, esos zapatitos…y hemos dicho “madre mía que pintas”? Seguro que más de una y de dos…y al final hemos comprado pantalones de campana, chaquetas con hombreras o zapatos con plataformas. ¡Ja! Yo la primera. Fijo que mis hijos se reirán en mis narices el día de mañana cuando vean mis modelitos.
Pues en el tema reposteril he vuelto a los clásicos. Nunca pensé en modelos con camafeos…¡y zas!, los adoro. Nunca pensé en oros o platas, en perlas, en cenefas…¡y zas!, ahí estamos con la mesa llena de perlitas….Para muestra el modelo nuevo de tarta, todo un reto para mi, tras varios días con la idea en mente, como siempre, y tras un reto proveniente de un nuevo encargo.
Suelo ser lo más perfeccionista posible, intento hacerlo lo mejor que puedo, y mira que dí mil vueltas, hasta que me convenció tras varias ideas puestas en escena. Pero esta vez creo que he logrado un clásico, algo que no pasará de moda. :-))
Esta tarta sería la protagonista de una mesa de un precioso acontecimiento: una pedida de mano especial, al aire libre. Gracias que el tiempo acompañó. This is Galicia, y te arriesgas a que llueva de forma invernal en pleno 1 de agosto, o que sufras de calor el 1 de noviembre.
No soy mucho de dorados, pero ya tenía ganas de algún detallito como estos, y con colores pastel me han encantado. El relleno: bizcocho de chocolate receta secreta nueva, super esponjoso y húmedo,con relleno de puré de fresas naturales y crema de chocolate con avellanas.
¡Deseo que os guste!